¿CUÁNDO IR?

La época para viajar a Tanzania es de mucha importancia a la hora de definir el itinerario, los alojamientos y sobretodo el presupuesto. Te contamos aquí el por qué de esta variación que se sustenta en dos premisas:

 

  • El clima y las lluvias
  • La gran migración

 

El clima y las lluvias definirán el tipo de naturaleza que encontrarás en Tanzania mientras que la gran migración condicionará un poco las zonas a visitar del PN Serengeti.

 El clima

Tanzania se caracteriza por su clima tropical, con una temperatura media en torno a los 26ºC, pudiendo bajar sustancialmente por las noches. En general, el año se divide en época seca y época de lluvias. Las lluvias más intensas se producen en abril y mayo mientras que las lluvias más ligeras suelen llegar en noviembre y diciembre. Los demás meses se consideran la época seca, y se corresponde con la temporada alta ya que es la más propicia para los safaris. En los meses de lluvia intensa se complica la circulación incluso con el 4×4, hecho que puede llegar a imposibilitar la visita al PN Tarangire debido a que muchos caminos secundarios quedan anegados por el agua.

 

En el cráter del Ngorongoro la temperatura suele ser más fresca respecto a la media del norte de Tanzania. Durante el día, la temperatura media es de aproximadamente 20ºC y durante la noche se pueden llegar a temperaturas de 6ºC.

 

La ausencia de humedad hace muy llevaderas tanto las temperaturas altas como las bajas, implicando un clima muy agradable para disfrutar del país.

Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic
Tiempo
Temperatura 27 28 27 25 24 24 24 23 24 25 26 27

 La Gran migración

Este fenómeno natural conocido como la Gran Migración consiste en el desplazamiento de grandes manadas de herbívoros (aproximadamente 2 millones formados por ñus, cebras y antílopes) en busca de alimento. Con la llegada de la época seca (finales de mayo) se inicia un recorrido desde el norte del Serengeti hacia el Masai Mara de Kenya. Es en este punto donde se producen los famosos cruces de ñus al río Mara con los temibles cocodrilos esperando y donde la población de herbívoros migratorios se reduce. Posteriormente, se produce el retorno al Serengeti (alrededor de los meses de septiembre-noviembre) siempre en búsqueda de la supervivencia. Será en los meses alrededor de diciembre-marzo donde nacerán las crías de ñus y cebras, mientras se encuentran en la zona sur del Serengeti, Ndutu, regenerando de nuevo la población de los mismos. Cuando la sequía llega a las zonas del sur del Serengeti, será cuando vuelvan al centro Serengeti (Seronera), donde se dará comienzo de nuevo al ciclo completo de nuevo.

 

Para el ecosistema de fauna tanzano es de vital importancia puesto que permite la regeneración de las manadas de herbívoros, evitando una superpoblación y ofrece un panorama completamente diferente en función de la época del año que se visite Tanzania. Un safari realizado en enero permitirá ver el nacimiento de crías en la zona sur (y por lo tanto, en una visita al Serengeti, se priorizará esta zona) mientras que en junio las hordas de herbívoros se encuentran en el norte, por lo que lo interesante es dedicar más tiempo a esta zona. En cualquier caso, la zona central del Serengeti siempre será interesante para el avistamiento de fauna puesto que, aunque algunos depredadores se desplazan ligeramente con las manadas para tener su alimento, no es el caso de la mayoría de animales restantes, que son estacionarios, y por lo tanto los podremos ver en cualquier parte del Serengeti. La gran migración afecta solamente a un gran porcentaje de los herbívoros (muchos también se quedan en el Serengeti central) y por lo tanto también un buen número de estos herbívoros se pueden encontrar en las llanuras.

 

En el siguiente enlace se puede seguir la posición de las grandes manadas en tiempo real:

http://www.discoverafrica.com/herdtracker/

En función de tu visita a Tanzania, te recomendaremos las mejores zonas a explorar en el Serengeti, pudiendo variar los alojamientos para estar más cerca de la acción. En líneas generales, una opción interesante podría ser un día en la zona central y otro dedicado a donde se encuentre la migración. No olvides que en cualquier caso hablamos de vida salvaje y nada es seguro ni garantizado. Lo único garantizado con Lengo Safaris es que haremos el máximo para que tu experiencia sea inolvidable.